¿Cuál es el coste de los recursos propios de una empresa?
Artículos

¿Cuál es el coste de los recursos propios de una empresa?

Una empresa es capaz de aportar valor a los accionistas cuando la rentabilidad que obtienen los accionistas supera ese umbral mínimo de rentabilidad exigida.

La principal variable que una empresa debe conocer es el coste de los recursos propios, es decir, la rentabilidad mínima a futuro que exigirán los accionistas dadas las características del negocio y la estrategia que se está implementando. En este sentido, una empresa aporta valor a los accionistas cuando la rentabilidad que obtienen los accionistas supera ese umbral mínimo de rentabilidad exigida.

 

El problema surge porque el coste de los recursos es una variable que no es directamente observable y hemos de utilizar modelos para su estimación.

 

Los dos principales modelos utilizados actualmente toman la información pasada o presente de los mercados financieros para la estimación de esta variable futura.

 

Aunque las numerosas hipótesis que subyacen a estos modelos hacen discutible su aplicación, la realidad es que, su facilidad de cálculo y su amplia utilización hace que sean generalmente aceptados.

 

Sin embargo, hay un factor que desencadena la búsqueda de alternativas. Cada vez existen más evidencias empíricas de la creciente disociación estructural entre los movimientos de los precios de las acciones de las empresas y la evolución de sus variables económicas. Una de las razones principales es el aumento progresivo del peso de agentes de mercado que tienen en cuenta en sus decisiones de inversión variables diferentes a los fundamentales de las empresas.

 

Este nuevo entorno, visible en los principales mercados financieros, tiene repercusiones de gran trascendencia que provocan un cambio de paradigma en el cálculo del coste de los recursos propios. La utilización de la información histórica o actual de los mercados financieros nos puede proporcionar una cierta estimación de la rentabilidad que el mercado espera obtener en una empresa, pero no tiene por qué coincidir con el concepto de coste de los recursos propios entendido como la rentabilidad mínima que deben exigir los accionistas.

 

La incorporación de esta estimación de rentabilidad esperada en los modelos de valoración para el cálculo del valor intrínseco de una empresa nos puede llevar a un resultado incorrecto, y en muchos casos, a un valor inferior al que correspondería si se utilizara la rentabilidad mínima exigida o coste de capital intrínseco.

 

Nos encontramos también de forma generalizada que las rentabilidades objetivo a batir por las empresas que impone el mercado y los analistas y, como consecuencia, adoptan las propias organizaciones, son superiores a la que correspondería para un mismo nivel de riesgo. Esta situación fuerza a las empresas a adoptar estrategias más agresivas y con mayores niveles de riesgo.

 

Esto es, la imposibilidad de los modelos actuales de proporcionar el coste de capital intrínseco como rentabilidad mínima exigida, da a lugar a que en las empresas se fijen rentabilidades mínimas de gestión en función de las rentabilidades esperadas por el mercado o del resultado de métodos de estimación que incorporan cierta arbitrariedad.

 

Tras años de investigación, he desarrollado un nuevo modelo para el cálculo de los recursos propios basándome en el verdadero concepto del coste de los recursos propios, como rentabilidad mínima exigida por los accionistas dado los riesgos que están asumiendo. El modelo se ha desarrollado partiendo de los principios fundamentales para llegar al verdadero concepto y no por analogía.

 

El modelo permite obtener el coste de los recursos propios intrínseco de las empresas y poder compararlo con la rentabilidad obtenida y así conocer la verdadera aportación de valor para los accionistas. Del mismo modo, al compararlo con la rentabilidad esperada implícita en el mercado, permite entender cuál es la aportación de valor que espera el mercado.

 

Adicionalmente, la gran aportación, es que esta metodología no tan sólo mejora la precisión del cálculo del coste de los recursos propios sino que su construcción nos permite obtener la información de los diferentes riesgos que conforman el coste de los recursos propios en forma de primas de riesgo.

 

De esta forma, este modelo supone una evolución de los modelos actuales de gestión y reporting de las empresas aportando una nueva visión de la capacidad de generación de valor de las mismas. El modelo permite mostrar de forma explícita que el valor de una empresa se obtiene no únicamente por la capacidad de la estrategia de generar flujos de caja para el accionista, sino también por la capacidad de gestionar los riesgos implícitos a dicha estrategia.

Etiquetas relacionadas

CONTACTA CON EL EXPERTO

Insights

VBRM, el valor del negocio y la gestión de riesgos en las compañías

Axis Corporate acaba de publicar su Insight corporativo "VBRM”, realizado bajo la dirección de Jose Luis Álvarez, Strategic Finance Consulting y Javier Fariñas, Director de Governance, Risk and Compliance.

Casos de éxito

Sep 12, 2018

¿Cuál es el coste de los recursos propios de una empresa?

Modelo eficiente de relación con proveedores

Leer más
Scroll Up