image/svg+xml

Hace más de cinco años que desde Axis Corporate estamos trabajando con las compañías energéticas en España en distintos procesos de transformación enfocados en la Experiencia de Cliente. Dada la relevancia estratégica del tema, nos planteamos el reto de lanzar una serie de preguntas para entender la importancia que éstas le dan a sus clientes a través de la elaboración de un documento corporativo fruto de numerosas encuestas a compañías del sector.

La respuesta, evidentemente, parece fácil de anticipar: “Los clientes son lo más importante para la empresas del sector”. Pero más allá de ser una máxima a seguir, lo cierto es que la forma en la que cada compañía aborda este tema no es igual, y es el aspecto que más está permitiendo marcar la diferencia entre unas y otras. La Experiencia de Cliente es claramente el sello de la personalidad de las empresas.

Y es que son muchas las características que las personas pedimos a nuestros proveedores energéticos en relación a los productos y servicios que utilizamos y, nuestros niveles de prioridad son diferentes y varían en función de lo que demanda nuestro estilo de vida. Por ello, son muchos los esfuerzos que las compañías han de hacer para realmente hacernos sentir importantes para ellos.

Todos esos esfuerzos se reflejan en este documento corporativo titulado «Energy Market Trends 2017; la Experiencia de Cliente como eje de gestión», y son la base para una reflexión hacia el sector que queremos transmitir. Las empresas que sepan dar respuesta a esta necesidad serán las que finalmente alcancen las primeras posiciones en un mercado tan competitivo como el energético. El reto está claro, y la respuesta correcta no es una concreta. Será el tiempo el que confirme quién ha seguido la mejor estrategia para hacer de la relación con sus clientes su mejor ventaja competitiva.

Los objetivos de compañía al realizar este documento corporativo han consistido en:

  • Reflejar el esfuerzo que las compañías están haciendo para cambiar la visión que del sector tiene la sociedad.
  • Valorar el grado de cambio de visión de los consumidores que el sector está alcanzando, y las iniciativas que le están ayudando.
  • Identificar las principales dificultades que las compañías que operan en España están identificando para llevar a cabo la transformación empresarial que de estos cambios se derivan.